Fondo de Inversión: cómo funciona

Fondo de Inversión: cómo funciona

Los fondos de inversión se consideran, con razón, una de las estrategias con fines de lucro más comunes. Para obtener el máximo provecho de ellos, es necesario averiguar lo que son y qué tipos son los más adecuados para cada inversor.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo organizado para la inversión es una estructura que combina activos monetarios recaudados por un grupo de personas para obtener beneficios de depósitos en activos financieros, como acciones y otros instrumentos financieros. Los fondos de inversión proporcionan acceso directo al mercado a las personas que, de otro modo, tendrían dificultades para invertir individualmente. Otra ventaja significativa es la posibilidad de diversificación de la cartera. Dan dinero a los inversores a los gerentes que observan el mercado en busca de mejores oportunidades para ganar intereses. Los fondos ofrecen condiciones muy flexibles para la venta o transferencia de activos, junto con exenciones fiscales en muchos países.

¿Cómo funciona el fondo de inversión?

Los principales participantes en el fondo de inversión son inversores, sociedades de gestión y depositarios de valores. El primer paso es que los inversores compren las unidades en el fondo seleccionado. Los precios de las acciones representan el «valor neto del activo» del fondo. Se evalúa dividiendo el capital total del fondo por el número total de participantes. Dado que los participantes pueden vender las participaciones que poseen, el valor del capital del fondo puede aumentar o disminuir.

Las empresas de gestión son responsables de la gestión adecuada de las inversiones del fondo. Se espera que encuentren las oportunidades más efectivas para los activos de los inversores y puedan ofrecer a los clientes una serie de fondos con diferentes niveles de riesgo y tasas de retorno. El rendimiento del fondo de inversión depende en gran medida del sector de activos en el que invierte.

Categorías de fondos de inversión

En general, los fondos se dividen en varias categorías, cada una de las cuales tiene sus propias características específicas:

  • de cobertura;
  • alternativos;
  • internacionales;
  • del mercado monetario;
  • gestionados pasivamente;
  • de inversión inmobiliaria;
  • mixtos;
  • total y parcialmente garantizados.

Cómo elegir un fondo de inversión

Antes de invertir en un fondo, es importante conocer los riesgos, los precios y otros aspectos involucrados. Es aconsejable utilizar un simulador de fondos de inversión, una calculadora que muestra cuánto se necesita para obtener un cierto beneficio, con una prueba de idoneidad de las empresas de gestión para garantizar que el tipo de fondo es adecuado para el perfil del inversor.

Es importante tener en cuenta las finanzas personales, los objetivos y el nivel de riesgo que el inversor está dispuesto a asumir, para que la contribución cumpla con los perfiles y condiciones. El aspecto clave es el período de inversión, que puede ser a corto o largo plazo. Por último, pero no menos importante, los factores son el costo de compra/ venta de acciones del fondo y su gestión.

Contáctenos para más información.

También puede conocer nuevas ofertas en las categorías «Criptomonedas y criptolicencias», «Empresas establecidas», «Bancos en venta» y «Licencias preparadas para la venta».

Anteriormente Siguiente