Fondo de inversión en las Islas Vírgenes Británicas

Las Islas Vírgenes Británicas (en adelante «IVB») ocupan el segundo lugar en el mundo en cuanto al número de fondos de inversión activos. Está ganando rápidamente popularidad como jurisdicción para la creación de fondos de inversión offshore.

Ventajas de los fondos de inversión en las Islas Vírgenes Británicas

1.No hay impuestos.

En las Islas Vírgenes Británicas no hay impuestos que sean pagados por el fondo de inversión a personas que no son residentes de las Islas Vírgenes Británicas. Además, no hay que pagar el impuesto de timbre en todas las transacciones relacionadas con la transferencia de activos a un fondo de inversión, las transacciones en acciones, obligaciones u otros valores del fondo, y otras transacciones relacionadas con el funcionamiento del fondo.

2. Falta de control estricto

A día de hoy, las Islas Vírgenes Británicas carecen de control sobre el fondo de inversión o sus miembros en lo que respecta al pago de impuestos y la conversión de divisas.

3. Inversiones en todo el mundo

El Fideicomisario o una Compañía conforme a su Escritura de Constitución puede realizar cualquier tipo de inversión en cualquier parte del mundo. Está sujeto a las restricciones de las leyes locales de cualquier jurisdicción aplicable.

4. Aprobación gubernamental

Aparte de los requisitos de gestión, no existen aprobaciones gubernamentales formales ni requisitos legales para que un fondo de inversión emita acciones cerradas o documentos de oferta.

Los fondos de inversión abiertos pueden operar como privados o públicos. Están registrados en la Comisión de Servicios Financieros (en adelante «FSC»).

Tipos de fondos de inversión en las IVB

El fondo de inversión de las IVB actúa como:

Compañía de las IVB («BVI Business Company», en adelante «BVI Business Company»). Se rige por la Ley de Sociedades Comerciales de 2004 (modificada). Se utiliza con mayor frecuencia para los fondos de inversión abiertos y cerrados.
Sociedad Internacional de Responsabilidad Limitada. Regulada por la Ley de Sociedades de Capital de las Islas Vírgenes Británicas de 1996.
Fideicomiso consolidado.

Fondos cerrados en las Islas Vírgenes Británicas

Los fondos cerrados tienen activos fijos, por lo que el valor de las acciones viene determinado por la oferta y la demanda. Las acciones pueden emitirse de forma preferente o con un descuento sobre el valor del activo neto. Pero el capital no cambia. Y el número de participaciones del fondo no se amplía ni se reduce.

Fondos abiertos en las Islas Vírgenes Británicas

El fondo abierto se divide en un número determinado de acciones. Pueden ser emitidas y/o reembolsadas según sea necesario al valor liquidativo.

La ley de fondos de inversión abiertos define a una Compañía, sociedad o fideicomiso conjunto que

acumula los fondos de los inversores para llevar a cabo una inversión colectiva;
emite participaciones que dan derecho al propietario a recibir, a petición (o en un plazo determinado después de la petición), un importe calculado teniendo en cuenta el valor de la proporción de participaciones con respecto al importe del activo neto.

La SIBA define las «participaciones del fondo» como «los derechos o intereses de los inversores en un fondo de inversión en relación con los activos del fondo, excluyendo las deudas».

Cualquier fondo de inversión no está obligado a registrarse ni a ser reconocido en virtud de la SIBA, si es que va más allá de la definición especificada por ésta.

La mayoría de las fundaciones se constituyen como fondos abiertos. Lea más sobre los tipos de Fondos de Inversión Abiertos en nuestro Blog.

Llámenos a los números de teléfono que aparecen en la página web, o escriba al formulario CRM que se encuentra al final de la página. Nuestros especialistas le responderán en línea si desea saber más sobre la creación de un Fondo de Inversión en las Islas Vírgenes Británicas.

Anteriormente Siguiente