Una compañía lista para la venta en Austria

Lo que se incluye:

  • Compañía preparada en Austria
  • Cuenta bancaria local
  • Domicilio legal

Coste: a petición.

Según las leyes y reglamentos, una Compañía se considera local (residente) si está registrada en el país o es dirigida y controlada desde el país.

Las Compañías locales tributan por los ingresos generados en el país y en el extranjero. Las extranjeras sólo tributan por los ingresos obtenidos en Austria. El establecimiento permanente suele tributar de forma similar a las filiales.

El impuesto general sobre la renta grava el beneficio neto de la Compañía. En la estructura de los beneficios se asignan las rentas pasivas, las rentas activas y las rentas de capital. Los gastos ordinarios de la empresa pueden estar exentos de la renta imponible.

Los intereses de las deudas recibidas para adquirir acciones de una Compañía no están exentos si la adquisición se realiza dentro de un grupo de entidades. Los intereses y cánones pagados a las Compañías del grupo que tributan a un tipo impositivo corriente o legal inferior al 10% no están exentos.

El tipo impositivo normal sobre los ingresos de las empresas es del 25%.

Existe un impuesto alternativo que está previsto para el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. Este tipo de pago se establece en cantidades fijas. Las SRL pagan 1.750 euros al año, y las Compañías por acciones 3.500 euros.

En Austria, los contribuyentes están obligados a realizar una «autoliquidación» y a pagar por adelantado el impuesto de sociedades cuatro veces al año. Las declaraciones se presentan únicamente en formato digital. El plazo de solicitud está fijado en el 30 de junio, pero puede ampliarse si un asesor fiscal representa a la Compañía.

El impuesto sobre el valor añadido se aplica a todas las fases de venta y producción. En general, los bienes y servicios que están sujetos al IVA austriaco, incluso si son realizados por los empresarios de la UE bajo el IVA.

El tipo general es del 20%. A los servicios culturales se les aplica un tipo inferior del 13%. El tipo del 10% suele aplicarse a la vivienda, los alimentos, los productos farmacéuticos, los productos agrícolas, el alquiler de viviendas y el ocio. Las operaciones bancarias están exentas de IVA y se aplica un tipo del 0% a las exportaciones.

Los empresarios austriacos cuyo volumen de negocios anual sea superior a 35.000 euros deben registrarse como contribuyentes del IVA.

Los no residentes que realicen entregas de bienes o servicios imponibles en Austria también están obligados a registrarse como contribuyentes del IVA.

El departamento de contabilidad de la Compañía debe elaborar informes financieros trimestrales y anuales y presentar declaraciones al servicio fiscal. Póngase en contacto con nosotros para obtener más información.

Anteriormente Siguiente